El conjunto de temáticas presentadas en este libro sirven para mostrar el enfoque, las características y métodos que caracterizan el trabajo que un grupo de profesores y de estudiantes en colaboración con actores sociales, han desarrollado a lo largo de los primeros 26 años del Programa de Investigación Interdisciplinario “Desarrollo Humano”, como muestra del compromiso social que caracteriza a la Universidad Autónoma Metropolitana.

El libro La pandemia y las realidades develadas tiene como propósito reflexionar sobre la crisis social que convulsionó a la sociedad mundial en su primera etapa, durante 2020. Se parte de la premisa de que el virus Sars-CoV-2 no fue el que ocasionó, sino el que evidenció fenómenos y procesos del sistema capitalista que se encontraban latentes y develó la gravedad de problemas tales como la desigualdad, la violencia y la vulnerabilidad de los sistemas terrestres. En otras palabras, la situación tan compleja que afloró ante la pandemia está más vinculada con condiciones socioeconómicas, políticas y culturales preexistentes en las distintas sociedades, que con la aparición de un nuevo virus en el ámbito de lo humano.

Este libro tiene como objeto la relación entre el cuerpo y el poder. Su objetivo general es presentar reflexiones multidisciplinarias que puedan arrojar luz a la comprensión de los modos en que el cuerpo humano es construido y reconfigurado por la sociabilidad, determinada tanto histórica como geopolíticamente. Por eso, se subtitula Escenarios de la construcción política de la corporalidad. Hoy ya no puede caber duda de que el cuerpo subjetivo es, al mismo tiempo, intersubjetivo y, por ende, procesual. Si en el periodo clásico de la modernidad el cuerpo se afianzó como la sede unitaria del individuo libre y autónomo atendido por un Estado asistencialista y benefactor, actualmente el cuerpo es un significante de la precariedad, el deterioro de las condiciones de vida, la violencia que en última instancia se traduce en angustia, depresión, tortura, desaparición y pérdida de la vida, de la migración forzada, de la mercantilización bajo la forma de trata de personas para uso sexual o para explotación laboral, de reservorio para el tráfico de órganos, etcétera.

Los artículos que integran este volumen de Mundos Rurales: “Cuatro espejos del mundo rural”, presentan un variopinto de investigaciones sobre actividades artesanales y productivas, procesos de resistencia, ontologías y la producción de saberes por medio de metodologías participativas, relacionadas con el devenir de actores sociales del México rural.

Los textos abordan experiencias de poblaciones que defienden sus territorios frente a los múltiples efectos que provoca la embestida del capital: el despojo de sus territorios, la contaminación, el extractivismo, la privatización del agua, la migración y el desplazamiento forzado, las hambrunas y las múltiples violencias, así como la pérdida de la soberanía alimentaria. Las poblaciones estudiadas han iniciado luchas en defensa de la tierra, la naturaleza y la vida, así como de las formas de organización y de vida de sus comunidades, reivindicando el carácter colectivo de la producción y el autogobierno local.

El siglo XXI ha presentado retos continuos para Europa, en general, y para la Unión Europea, en particular. Entre éstos se pueden mencionar la crisis financiera de 2008, la crisis del euro, el Brexit, la crisis migratoria, además del fortalecimiento de partidos y movimientos nacionalistas; todo esto enmarcado en un contexto externo en el que los tradicionales aliados de occidente se distanciaron durante la presidencia de Donald Trump. Aunado a lo anterior, la pandemia de Covid-19 trajo consigo un alto a las actividades económicas en el mundo. La Unión Europea, con una nueva administración, ha tratado de enfrentarla, sin embargo, los problemas anteriores dejaron a una Europa dividida.

En la presente obra se analizan los efectos que la pandemia ha tenido sobre las políticas europeas y en los diversos sectores de su sociedad, así como en la relación de la Unión Europea con el exterior. Se aprecia, además, la complejidad de la situación que enfrentan los Estados miembros de la Unión Europea, en tanto que el cúmulo de problemáticas no resueltas se acrecentaron con la pandemia.

Las preguntas que plantea una Europa en crisis, dividida, y ante una situación de pandemia, son muchas, desde si se mantendrá la integración, si existirá un proceso de desmembramiento hasta si podrá seguir siendo una potencia normativa con sus socios externos. Los autores abordan estos temas desde una perspectiva crítica, considerando los riesgos que representa para la permanencia de la Unión Europea y su posición en el mundo.

A partir de la pandemia provocada por el virus SARS-CoV-2, los impactos sociales, culturales y económicos han sido diferenciados en los contextos rurales, campesinos e indígenas. Condiciones adversas de vulnerabilidad estructural acumuladas en décadas de gobiernos neoliberales, dificultaron en México y en otros países latinoamericanos que la población rural tuviera acceso oportuno a pruebas de detección, así como a tratamientos biomédicos en instituciones públicas ante posibles contagios. En nuestro país, la desinformación, los rumores y las falsas noticias frente a la Covid-19 y las vacunas para prevenirla, tuvieron un fuerte impacto en las comunidades indígenas y campesinas, al grado de que, en estados como Chiapas, diversas comunidades prohibieron la entrada a las brigadas de vacunación. El desempleo y la precariedad económica en los entornos rurales se acentuaron a causa del cierre temporal de determinados circuitos comerciales, como los turísticos.

En contraparte, las comunidades rurales contaron con diversos elementos sociales y con determinados dispositivos culturales que les permitieron enfrentar de manera colectiva el cúmulo de adversidades derivadas de la crisis sanitaria global. Llevaron a cabo tequios y faenas para “sanitizar” espacios públicos u organizar filtros de acceso, reactivaron prácticas ancestrales combinadas con la innovación para revitalizar la alimentación y la medicina tradicional, crearon mecanismos de ayuda mutua y apoyo solidario para apoyar a la población más vulnerable. Altamente significativo es que, durante la pandemia, entre los pueblos campesinos e indígenas se mantuvo e incluso se incrementó la productividad agroalimentaria para asegurar el autoconsumo y para contribuir a satisfacer las necesidades de las ciudades.

Como se podrá advertir en las páginas de esta obra colectiva, las comunidades rurales han configurado numerosas experiencias valiosas para enfrentar adversidades como esta que hoy aqueja a la humanidad. Esperamos que este aporte de Mundos Rurales contribuya a compartir y a multiplicar este aprendizaje.

En el presente libro abordamos diversas formas de interrelación entre el desorden social y los sujetos implicados en diferentes trastornos tanto individuales como colectivos, buscando acercarnos a una comprensión, si bien necesariamente parcial, que rescate la complejidad que fenómenos de esta naturaleza plantean a las formas de construcción subjetiva. De esta manera nos hemos propuesto una mirada múltiple a lo que significan las catástrofes humanas en la cultura; desde el análisis del factor subjetivo implicado en los sucesos catastróficos, como desde la potencia de la imaginación creadora de la literatura, así como desde el rigor analítico de un proceso social potencialmente catastrófico en curso, como es la migración colectiva, o la generación de los imaginarios colectivos a partir de la producción audiovisual; buscando, fundamentalmente, acercarnos a la comprensión de las maneras en que estos procesos se representan en las subjetividades. Y de esta forma, contribuir a la reflexión sobre las maneras de imaginar, concebir y representar este tipo de fenómenos, tarea cada vez más necesaria.

Este libro aporta a un análisis transversal del ejercicio geográfico. Desde esta perspectiva se diserta sobre Venezuela un país con contradicciones internas y realidades complejas que pueden ser, paradójicamente, parte de la estabilidad sobre la que se sostiene. La realidad nacional venezolana ha puesto en evidencia un escenario donde se desarrolla la vida cotidiana, cargada de legados políticos y (re)configuraciones espaciales que subyace en el proyecto político de país con sustantivos efectos en el núcleo de las familias en los rincones más alejados del país. Desde este punto de vista, la geografía es un saber inherentemente político que se desarrolla sobre los territorios y se especializa por las interacciones sociales, desde esta perspectiva lo llamamos análisis geográfico.

 

Según el funesto diagnóstico que realiza a finales del  siglo xix, Nietzsche señala el advenimiento de la “época del nihilismo” cuya múltiples signos se manifiestan en ese momento desde el ejercicio de su hermenéutica crítica de la modernidad; incluso advierte que dicho huésped incómodo se ha instalado de manera decidida entre nuestras vidas, acotando la historia europea de los dos siguientes siglos.

Lo que sin duda implica el proceso de decadencia en el que se ve liada la modernidad, como parte de la situación aciaga que generan los apremios de la “muerte de Dios”.

Lo que se propone realizar el siguiente trabajo es una revisión de los análisis y propuestas que realiza Nietzsche de la cuestión: pues el problema del nihilismo es el centro neurálgico de la descomposición occidental, de ahí también todas sus posibilidades revitalizadoras.

Este libro refleja el amplio espectro de la investigación que se lleva a cabo desde el Departamento de educación y Comunicación; así como la diversidad de abordajes metodológicos y la trasdisciplinariedad de  muchas de sus investigaciones.

Los trabajos aquí reunidos se articulan en torno a dos grandes líneas. La primera línea corresponde a la evaluación de los instrumentos de planeación o las políticas públicas recientes del gobierno federal mexicano: la educación en el Plan Nacional de Desarrollo; las diferencias en los planes de dos períodos de gobierno en relación a ciencia, tecnología e innovación; el proyecto más emblemático de infraestructura y desarrollo regional del gobierno actual -el Tren Maya- a la luz de los requerimientos locales.

La segunda línea de trabajo contiene planteamientos alternativos que interrogan la contribución de nuevos actores y/o de nuevos enfoques en el abordaje de problemáticas de actualidad: las coaliciones políticas en torno a la ciencia y la tecnología; la participación de las universidades en el patentamiento de innovaciones con relevancia social; el potencial del sector informal de la economía, incluyendo su capacidad innovadora, bajo una nueva mirada.

La pandemia por coronavirus (COVID-19) declarada en brote a comienzos de 2020 no solo ha causado estragos en la salud de la población mundial, sino que ha tenido fuertes repercusiones negativas sobre la economía y el bienestar social global. Dichas repercusiones han afectado prácticamente todos los ámbitos de la vida de la población y se prevé que su impacto se mantenga a corto y mediano plazo. De ahí la importancia de estudiar la pandemia no solo desde la perspectiva sanitaria y biológica, sino desde diversas disciplinas, como las ciencias sociales y las humanidades, siendo éste el objetivo de este libro.

La disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) tuvo consecuencias internas en las quince repúblicas que la integraban así como externas en la conformación de un nuevo orden mundial que se pretendía unipolar pero que ha dado lugar a una nueva geopolítica multipolar. Desde la colosal caída del producto interno bruto, de las condiciones de vida de su población y de su protagonismo internacional, la Federación de Rusia ha resur­gido con un nuevo protagonismo en el concierto mundial y una nueva relación fortalecida con Occidente. Pero han quedado enormes heridas como el despojo de cuantiosos e invaluables bienes de la nación a manos de los nuevos oligarcas, inmensamente ricos a expensas del despojo del Estado y la profunda desprotección de la mayoría de la población, que en el período soviético tenía aseguradas alimentación, salud, educación y cuidados en la vejez.

Por su parte la población de la ex URSS ha generado distintas estrategias de vida y supervivencia; una de ellas fue la migración de retomo hacia las regiones anteriormente pertenecientes a la URSS, así como hacia algunos países de Europa y América Latina, Estados Unidos y Canadá. Este proceso migratorio no tuvo precedentes tanto por la cantidad y calidad de la diáspora como por la novedad que implicó en un Estado en el que la migración estaba extremadamente controlada e invisibilizada. El elevado nivel de educación, producto de la política de Estado soviética, permitió a los migrantes el acceso a la residencia en muchos países.

EI presente volumen, el sexto de la serie, es fruto de la reflexión de autores que, desde su ejercicio docente y de investigación en diversas universidades mexicanas, se reúnen para el diálogo y la práctica hermenéutica. En la UAM Xochimilco, el Área de Investigación de Polemología y Hermenéutica le ha dado una continuidad a este trabajo colectivo y ha logrado reunir a investigadores que coinciden en este interés. La razón es clara, esto permite la aproximación a diversos objetos de estudio, en distintas disciplinas de las ciencias sociales y las humanidades. El primer apartado trata sobre Filosofía y hermenéutica. Abre con un trabajo de César Arturo Velázquez Becerril sobre la virtud política en Protágoras. Donovan Adrián Hernández Castellanos escribe sobre Foucault y la gubernamentalidad. La sección cierra con el trabajo de Diego Calcáneo Aguilar sobre imaginario y geopolítica. 

La segunda parte de este volumen, Literatura y hermenéutica, inicia con un escrito que sirve de transición. Teresa Farfán Cabrera y Javier Meza G. revisan la relación entre la llíada y la paideía. Sergio Bojalil Parra analiza textos de Sankén Yatón, historiador y sacerdote del segundo milenio a.n.e. Gustavo García Conde examina la hermenéutica material de Peter Szondi. Diana Fuentes escribe sobre la relación entre la novela y la creación del concepto de nación en el siglo XIX. Aída Chacón-Castellanos analiza el discurso racial en la literatura antillana. La sección cierra con el texto de Humberto Guerra sobre dos crónicas de Rubén Gallo y Daniel Link. 

En este volumen —con sus dos partes, la primera más dedicada a la reflexión filosófica y social; la segunda, centrada en el estudio de textos literarios— queda patente que la hermenéutica es una herramienta para el estudio de las fuentes clásicas de nuestra cultura, así como para la revisión de autores más recientes, fundamentales para la discusión actual de problemas sociales contemporáneos.

Página 1 de 24